Ir al contenido principal

Sobre María (San Josemaría Escrivá)


Sobre María (San Josemaría Escrivá)

- María, Maestra de oración. -Mira cómo pide a su Hijo, en Caná. Y cómo insiste, sin desanimarse, con perseverancia. -Y cómo logra. -Aprende.

- Soledad de María. ¡Sola! -Llora, en desamparo. -Tú y yo debemos acompañar a la Señora, y llorar también: porque a Jesús le cosieron al madero, con clavos, nuestras miserias.

- La Virgen Santa María, Madre del Amor Hermoso, aquietará tu corazón, cuando te haga sentir que es de carne, si acudes a Ella con confianza.

- El amor a la Señora es prueba de buen espíritu, en las obras y en las personas singulares. -Desconfía de la empresa que no tenga esa señal.

- La Virgen Dolorosa. Cuando la contemples, ve su Corazón: es una Madre con dos hijos, frente a frente: El... y tú.

- ¡Qué humildad, la de mi Madre Santa María! -No la veréis entre las palmas de Jerusalén, ni -fuera de las primicias de Caná- a la hora de los grandes milagros. -Pero no huye del desprecio del Gólgota: allí está, "iuxta crucem Jesu" -junto a la cruz de Jesús, su Madre.

- Admira la reciedumbre de Santa María: al pie de la Cruz, con el mayor dolor humano -no hay dolor como su dolor-, llena de fortaleza. -Y pídele de esa reciedumbre, para que sepas también estar junto a la Cruz.

- ¡María, Maestra del sacrificio escondido y silencioso! -Vedla, casi siempre oculta, colaborar con el Hijo: sabe y calla.

- ¿Veis con qué sencillez? -"Ecce ancilla!..." -Y el Verbo se hizo carne. -Así obraron los santos: sin espectáculo. Si lo hubo, fue a pesar de ellos.

- "Ne timeas, Maria!" -¡No temas, María!... -Se turbó la Señora ante el Arcángel. -¡Para que yo quiera echar por la borda esos detalles de modestia, que son salvaguarda de mi pureza!

- ¡Oh Madre, Madre!: con esa palabra tuya -"fiat"- nos has hecho hermanos de Dios y herederos de su gloria. -¡Bendita seas!

- Antes, solo, no podías... -Ahora, has acudido a la Señora, y, con Ella, ¡qué fácil!

- Confía. -Vuelve. -Invoca a la Señora y serás fiel.

Tomado de: Libro Camino Surco Forja de San Josemaría Escrivá

Entradas populares de este blog

Rey de reyes - Letra

Jesús tu eres, la persona
más importante en este lugar. (Bis)

Rey de Reyes,
Señor de señores,
Aquel, que mi vida cambió. (Bis)  [Tres veces]

Rey de Reyes,
Señor de señores,
Aquel, que mi vida cambió. (Bis)

No Podras Olvidarme - Los Pechichones - Letra

Compositor: Jose Alfonso "Chiche" Maestre.
Album: No podras olvidarme.
Año: 1990.

(Marcos Díaz - Chiche Maestre 1990)

Hoy tuve miedo en decirte
que no he podido arrancarte de mi.
Que yo he seguido esperando
que tu ilumines mi pecho otra vez. (Bis)

Y contarte que una lluvia de miel esta en tu corazón
que jamás conseguiré ser feliz como siempre fui yo,
pero como iba a ser ya es muy difícil  ya ni me miras.
Tu pretendiente fiel seguramente descubriría.  (Bis)

Que guardas secretos escondido de viejos amores
que cuentas tantas primaveras pensando en mi vida,
que sigues librando batalla y que siempre has perdido,
la guerra de los sentimientos y el amor de un hombre.

Y nunca podrás olvidarme por mas que lo digas,
aunque trates de impresionarme
piensas en mi nombre. (Bis)

CORO
Oye caramba
no quiero verte con el,
me da tristeza y guayabito también.

Homb´e caramba
no quiero verte con el,
me da tristeza y guayabito también.


Hoy no quisiste decirme
que cenicienta te querían volver.
que…

Las Bienaventuranzas... (Proyecto de Vida)

Las Bienaventuranzas (Mateo 5, 1-12) 5 1 Al ver a la multitud, Jesús subió a la montaña, se sentó, y sus discípulos se acercaron a él.

2 Entonces tomó la palabra y comenzó a enseñarles, diciendo:
3 "Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.

4 Felices los afligidos, porque serán consolados.

5 Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia.

6 Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.

7 Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia.

8 Felices los que tienen el corazón puro, porque verán a Dios.

9 Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios.

10 Felices los que son perseguidos por practicar la justicia, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.

11 Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, y cuando se los calumnie en toda forma a causa de mí.

12 Alégrense y regocíjense entonces, porque ustedes tendrán una gran recompensa en el cielo; de la …