miércoles, 29 de febrero de 2012

Tu permaneces

Desde antiguo fundaste la tierra,
los cielos son obra de tus manos;
ellos pasan, más tu permaneces,
todos como ropa se desgastan,
serán como vestido que se muda.
Mas tu eres el mismo, 
no tienen fin tus años.
(Salmo 102, 26-28)

viernes, 24 de febrero de 2012

Ella - Padre Jony - Letra

Siento ya su presencia,
su dulce voz llega mi corazón;
me hace saltar de alegría,
no voy olvidar este instante especial.

Ella es el puente de la vida,
resplandor de luz eterna...
estrella, que la noche ilumina,
generosa y siempre atenta...
Ella llegó adornada de amor,
hasta mi corazón,
ella llegó, 
siento su amor, su amor, su amor.

Ella lleva dentro amor,
Ella lleva dentro paz,
Ella lleva dentro luz,
Ella lleva el cielo en su interior.

Es la más feliz
todos lo sabrán,
canta su alma,
portadora de la paz,
de la paz, de la paz...

Ella lleva dentro amor,
Ella lleva dentro paz,
Ella lleva dentro luz,
Ella lleva el cielo en su interior.

Ella la más bella criatura,
es la fuente de esperanza...
Princesa, que me envuelve en su ternura
siempre humilde y entregada,
Ella llegó adornada de amor 
hasta mi corazón
ella llegó siento su amor, su amor.

Ella lleva dentro amor,
Ella lleva dentro paz,
Ella lleva dentro luz,
Ella lleva dentro el cielo, 
el cielo, el cielo, el cielo,
lleva dentro, lleva dentro, 
el cielo, el cielo,
ella lleva el cielo en su interior.

martes, 21 de febrero de 2012

lunes, 20 de febrero de 2012

Encuentro


 
“El silencio de la noche aguarda el encuentro del alma consigo misma.”

Denis Stella Baquero Millán
(11 de noviembre de 2009)




viernes, 17 de febrero de 2012

Estoy Perdiendo Mi Fe - Martin Valverde - Letra

Déjeme que le cuente que estoy perdiendo mi fe,
déjeme que le diga cuanto me cuesta creer,
déjeme que le cuente, que comparta con usted;
todo aquello que duele y hace que hoy yo grite:
¡Estoy perdiendo mi fe!

Me duele ver lastimarse,
a los que se hablan de hermanos,
y que el peor enemigo sea otro cristiano;
sentir a Dios fragmentarse, gimiendo separación,
y aunque dos se persignen,
el decir 'Padre Nuestro' ya no es oración.
Y aunque dos se persignen,
El decir 'Padre Nuestro' ya no es oración.

El príncipe a pie, la plebe cabalgando,
Ansias de poder, de tener el mando.
Por buscar posición,
O en la iglesia un peldaño.
Se bendice a muy pocos,
y a muchos se hace daño
Por ya no acordarse más,
de servir al hermano.
Y en el nombre de Dios, que es lo peor
hacer del templo un mercado.

Perdone que le cuente que estoy perdiendo mi fe,
pero es que no hallo un Cristiano,
que de otro me hable bien.
Pues cada uno protege su pequeña porción,
y se asegura en el cielo, mandando al infierno
cualquier otra opinión.
Y se asegura en el cielo, mandando al infierno
cualquier otra opinión.

El príncipe a pie, la plebe cabalgando,
Ansias de poder, de tener el mando.
Por buscar posición,
O en la iglesia un peldaño.
Se bendice a muy pocos,
y a muchos se hace daño
Por ya no acordarse más,
de servir al hermano.
Y en el nombre de Dios, que es lo peor
hacer del templo un mercado.

Déjeme que le cuente, pa' acabar,
que no traigo una piedra pa' tirar.
Esta es la Iglesia que el maestro amó,
y que hoy también a mí me toca amar.
Déjeme que le cuente,
que comparta con usted.
El saber que alguien me oye,
eso devuelve la fe.
Que el saber que alguien me oye,
eso devuelve...mi fe.

jueves, 16 de febrero de 2012

Paradojas de la fe

Autor: Fernando Pascual, LC

Sólo si llegamos a descubrir que Dios nos ama precisamente cuando hemos caído en el peor de los males, el pecado, entenderemos la belleza paradójica de la fe cristiana.


Después de casi 2000 años, el cristianismo no deja de sorprender. Porque se mantiene vivo. Porque alimenta los corazones de millones de personas. Porque une a los creyentes en su solo rebaño, bajo un solo pastor, como miembros de la Iglesia católica. Porque irradia su mensaje (que viene de Dios) hacia los demás hombres y mujeres que todavía no creen.

Entre las paradojas del cristianismo hay tres que se refieren precisamente a las virtudes teologales: la fe, la esperanza y la caridad.

Gilbert Chesterton (1874-1936), un escritor inglés que con el pasar de los años se convirtió al catolicismo, explicaba así las paradojas en las virtudes teologales: ´la caridad significa perdonar lo imperdonable, pues si no, no es virtud ni es nada. La esperanza significa esperar cuando la situación resulta desesperada, pues si no, no es virtud ni es nada. Y la fe significa creer en lo increíble, pues si no, no es virtud ni es nada´ (Chesterton, ´Herejes´, capítulo XII).

En otra obra, titulada ´Ortodoxia´ (1908), Chesterton quiso ir más a fondo en esta dimensión paradójica del cristianismo. En la que estamos citando, ´Herejes´ (publicada en 1905), lo hizo de modo más breve, pero no menos incisivo. Así se muestra en las líneas que siguen al texto que acabamos de copiar:

´La fe no resulta nada moderna, y suele criticarse desde todas las bandas por el hecho de constituir, precisamente, una paradoja. Todo el mundo repite, burlón, la definición infantil según la cual la fe es «el poder de creer en lo que sabemos que es falso».

Y sin embargo no hay nada que resulte más paradójico que la esperanza y la caridad. La caridad es el poder de defender lo que sabemos que es indefendible. La esperanza es el poder de permanecer alegres en circunstancias que sabemos desesperadas.

Es cierto que existe un estado de esperanza que pertenece a las brillantes perspectivas del mañana, pero esa no es la virtud de la esperanza. La virtud de la esperanza existe sólo tras un terremoto, durante un eclipse.

Es cierto que existe algo que suele llamarse caridad, y que equivale a la caridad que se ejerce con los pobres, que se lo merecen. Pero la caridad ejercida con quienes la merecen no es en absoluto caridad, sino justicia. Son quienes no la merecen los que la necesitan, y el ideal, o bien no existe en absoluto, o bien existe del todo para ellos. Por razones prácticas, es en el momento desesperado cuando nos hace falta el hombre esperanzado, y esa virtud, o bien no existe en absoluto, o bien empieza a existir en ese momento´.

Desde un punto de vista teológico, se pueden criticar estas descripciones porque no son perfectas, o porque no dejan de lado aspectos importantes de cada una de esas virtudes, especialmente el hecho de que vienen de Dios como un don que se ofrece al hombre y que llevan a una mayor unión con Dios y con los hermanos.

Pero desde el punto de vista vivencial, Chesterton supo ilustrar con esas líneas lo que quizá podemos haber olvidado: ser cristianos implica ir contra corriente, oponerse al mundo, aceptar un modo de pensar y de vivir que para muchos parece una auténtica necedad, una absurda paradoja, un escándalo sin sentido (cf. 1Cor 1,23-25).

Mientras, muchos buscan seguridades en donde no la hay. La bolsa engaña a la avaricia y hunde en la desesperación. El banco muestra números y al final desilusiona al no ser capaz de devolver la salud o al empezar a cobrar intereses desorbitados. El trabajo absorbe e ilusiona hasta que nos lleva al tedio o nos despiden. Incluso los amigos, esos con quienes pasábamos tan buenos ratos, un día nos desprecian porque alguien lanzó al ruedo calumnias que destruyeron nuestro buen nombre. El deporte satisface hasta que una enfermedad o la edad nos incapacita.

Así es la vida. Basta un terremoto (como los que ocurren, dramáticamente, cada año) para que todo se venga abajo. Precisamente entonces, como decía Chesterton, empieza la esperanza. Como también la caridad inicia cuando hemos sufrido una injusticia ´imperdonable´ y empezamos a recorrer el largo camino del perdón: “la misericordia se siente superior al juicio” (St 2,13).

Sólo si llegamos a descubrir que Dios nos ama precisamente cuando hemos caído en el peor de los males, el pecado, entenderemos la belleza paradójica de la fe cristiana: ´mas la prueba de que Dios nos ama es que Cristo, siendo nosotros todavía pecadores, murió por nosotros´ (Rm 5,8).


¡Vence el mal con el bien!

El servicio es gratuito


Si quieres comunicarte con el autor de este artículo, escribe un mensaje a
aguerra@arcol.org

Regala una suscripción totalmente gratis http://es.catholic.net/virtudesyvalores/regalo.php

Suscríbete por primera vez a nuestros servicios http://es.catholic.net/virtudesyvalores

FUENTE: http://es.catholic.net/catequistasyevangelizadores/802/3262/articulo.php?id=53154  

Perdidos

PD: Los créditos para la página en la caricatura. 

miércoles, 15 de febrero de 2012

Sucesos


Las letras manan de los poros,
las lágrimas del cielo,
los sueños de los árboles.

La tarde se torna bella,
el corazón late fuerte,
los niños juegan,
las aves cantan.

Emerge la vida…

Denis Stella Baquero Millán
(08 de julio de 2009, miércoles)

martes, 14 de febrero de 2012

La Vida



La vida y sus tonalidades
La vida y sus notas
Tonos grises, negros, blancos
Notas agudas, graves
No sé de tonos, no pinto
No sé de notas, no canto

Algo sé de vida
Algo sé de vivir.

La vida, instantes, sombras
La vida, no recuerdos, sensaciones
La vida, posibilidades, sueños.
La vida, derrotas y triunfos
La vida, familia, amigos
La vida, tristezas, alegrías
La vida, sin Dios, con Dios

Páginas en blanco
Que poco a poco se escriben con amor.
De otro modo no se puede escribir la vida
Páginas en blanco, la vida.
Uno solo el escritor.

Denis Stella Baquero Millán
(08 de julio de 2009, miércoles)

lunes, 13 de febrero de 2012

Fue el mismo Dios - Familia Sodalite - Letra


Lo he traicionado y entregado a los malvados;
lo he coronado con espinas puntiagudas.
Yo he atravesado con la lanza su costado;
lo he clavado en un madero y aún me ama.

Fue el mismo Dios,
quien dio su vida en un madero por amor.
Fue el mismo Dios,
quien derramó su sangre para darme vida.
Fue el mismo Dios,
quien aceptó morir
atravesado y desgarrado por los clavos.
Fue el mismo Dios,
quien me ha salvado del pecado y de la muerte,
fue el mismo Dios.

Me ha entregado a su Madre con amor,
me ha lavado con amor los pies llagados.
Él me ha curado las heridas del pecado,
me ha amado desde antes que naciera.

Fue el mismo Dios,
quien dio su vida en un madero por amor.
Fue el mismo Dios,
quien derramó su sangre para darme vida.
Fue el mismo Dios,
quien aceptó morir
atravesado y desgarrado por los clavos.
Fue el mismo Dios,
quien me ha salvado del pecado y de la muerte,
fue el mismo Dios.

Me ha enseñado como seguirlo y amarlo,
me ha llamado para una gran misión.
Él me ha escogido para ser un apóstol,
para anunciarlo con mi vida hasta la muerte.

Fue el mismo Dios,
quien dio su vida en un madero por amor.
Fue el mismo Dios,
quien derramó su sangre para darme vida.
Fue el mismo Dios,
quien aceptó morir
atravesado y desgarrado por los clavos.
Fue el mismo Dios,
quien me ha salvado del pecado y de la muerte,
fue el mismo Dios.


domingo, 12 de febrero de 2012

Sinonimos


Cavilaciones…
Abstracciones…
Meditaciones…
Reflexiones…
Enajenamientos…
Especulaciones…
Pensamientos…

Sinónimos.

Denis Stella Baquero Millán
(08 de julio de 2009, miércoles)

Alegre la Mañana - Letra


Alegre la mañana, que nos habla de ti.
alegre la mañana.

En nombre de Dios Padre, del Hijo y del Espíritu,
salimos de la noche y estrenamos la aurora;
saludamos el gozo de la luz que nos llega,
resucitada y resucitadora.

Alegre la mañana, que nos habla de ti.
alegre la mañana.

Tu mano acerca el fuego a la sombría tierra
y el rostro de las cosas se alegra en tu presencia.
Silabeas el alba igual que una palabra.
Tú pronuncias el mar como sentencia.

Alegre la mañana, que nos habla de ti.
alegre la mañana.

Regresa desde el sueño el hombre a su memoria;
acude a su trabajo, madruga a sus dolores.
Le confías la tierra y a la tarde la encuentras
rica de pan y amarga de sudores.

Alegre la mañana, que nos habla de Ti.
alegre la mañana.

Y Tú te regocijas. ¡Oh Dios ! y Tú prolongas
en sus pequeñas manos tus manos poderosas
y estáis de cuerpo entero los dos así
creando los dos así velando por las cosas.

Alegre la mañana, que nos habla de Ti.
alegre la mañana.

Bendita la mañana que trae la gran noticia
de tu presencia joven, en gloria y poderío;
la serena certeza con que el día proclama
que el sepulcro de Cristo está vacío.

Alegre la mañana, que nos habla de Ti.
alegre la mañana.

PD. Bellas letras, bellas letras.

viernes, 10 de febrero de 2012

Problema Matematico

Evolución en la educación Colombiana.



Un ejemplo para el área de matemáticas:

1. Enseñanza de Matemáticas en 1960: Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.000. El costo de producción de ese carro de leña es igual a 4/5 del precio de la venta. ¿Cuál es la ganancia?

2. Enseñanza de Matemáticas en 1970: Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.000. El costo de producción de ese carro de leña es igual al 80% del precio de la venta. ¿Cuál es la ganancia?

3. Enseñanza de Matemáticas en 1980: Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.000. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.000.¿Cuál es la ganancia?

4. Enseñanza de Matemáticas en 1990: Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.000. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.000. Escoja la respuesta correcta que indica la ganancia:

( ) $  20.000
( ) $  40.000
( ) $  60.000
( ) $  80.000
( ) $100.000

5. Enseñanza de Matemáticas en 2000: Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.000. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.000. La ganancia es de $ 20.000. ¿Es correcto?

( ) Si
( ) No

6. Enseñanza de Matemáticas en 2010: Un cortador de leña vende un carro de leña por $ 100.000. El costo de producción de ese carro de leña es de $ 80.000. Si Ud. sabe leer coloque una X en los $ 20.000 que representan la ganancia..

( ) $  20.000
( ) $  40.000
( ) $  60.000
( ) $  80.000
( ) $100.000


PD: Extracto correo enviado a mi bandeja de entrada.    ;)

jueves, 9 de febrero de 2012

Caminar

 La desesperanza
de un corazón
humillado por el tiempo
en que el amor perduró
porque fue el único.

Sostuvo a ese ser
con la firmeza
que nunca sería capaz
de mantener hasta el final,
pues formaba parte de sus sueños
y acompañaba todos sus instantes.

Las calamidades de la vida
ya no pudieron con el,
siempre tras los pasos
vagabundos en el caminar,
bajo la luz omnipotente
sostuvo hasta el final
la vida que siempre me acompaña.

Denis Stella Baquero Millan
(03 de octubre de 1995)

martes, 7 de febrero de 2012

Un martir cada cinco minutos, los últimos datos de la persecucion contra los cristianos en el mundo


Así lo señala el representante de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) para la lucha contra la intolerancia y la discriminación contra los cristianos.
_______________________

El sociólogo Massimo Introvigne, representante de la OSCE para la lucha contra la intolerancia y la discriminación contra los cristianos, afirma que, «cada cinco minutos, un cristiano muere asesinado por su fe». Presentó estos datos por primera vez a la comunidad internacional a inicios de junio, al intervenir en la Conferencia sobre diálogo interreligioso entre cristianos, judíos y musulmanes, que se celebró en Budapest, organizada por la entonces Presidencia húngara de la UE. A esa denuncia, según la cual cada año son asesinados por su fe 105 mil cristianos en el mundo, le siguió una oleada de críticas e incluso comentarios irónicos, en particular por parte de la Unión de ateos y Agnósticos Racionalistas, una asociación de origen italiano, por considerar que esos números son una exageración.

Como respuesta a estas reacciones, en ocasiones mordaces, Introvigne reconoce: «De estas posiciones podemos sacar una lección: se infravalora hasta tal punto el problema de los cristianos perseguidos que, cuando se citan las cifras, parecen a primera vista increíbles». Es verdad, por ejemplo, que en las últimas semanas los medios han recogido los sangrientos ataques contra cristianos de Nigeria a manos de la secta fundamentalista islámica Boko Haram. Algunos medios occidentales -pocos- informan sobre las condenas a muerte por apostasía o blasfemia en Irán o Pakistán, o los ataques contra iglesias en Indonesia. Pero, otras muchas situaciones endémicas de persecución, quizá precisamente por ser endémicas, pasan desapercibidas, como es el caso de naciones de Oriente Medio, o de China, Vietnam o la India.

Las estadísticas de los mártires
¿De dónde surge, por tanto, el cálculo citado por el representante de la OSCE? Introvigne se basa, ante todo, en los trabajos del primer centro mundial de estadística religiosa, el estadounidense Center for Study of Global Christianity, que dirige David B. Barrett, fallecido en agosto pasado, que publicó periódicamente la famosa World Christian Encyclopedia y el Atlas of Global Christianity. Los estudios de Barrett son los más citados en la materia por el mundo académico.

En 2001, Barret y su colaborador, Todd M. Johnson, comenzaron a recoger, además, estadísticas sobre los mártires cristianos. En su obra World Christian Trends AD 30-AD 2200, trataron de calcular el número total de mártires cristianos -así como de las otras religiones— en los dos primeros milenios del cristianismo, hasta el año 2000. Como base para su trabajo, escogieron esta definición de mártires cristianos: «Creyentes en Cristo que han perdido la vida prematuramente, en la situación de testigos, como resultado de la hostilidad humana». Explicaron que perder la propia vida en la situación de testigos no implica juicio alguno sobre la santidad personal del mártir, sino que significa sencillamente que ha sido asesinado por ser cristiano, no como víctima de una guerra o de un genocidio de motivaciones políticas o étnicas, no religiosas.

El volumen de 2001 revelaba que estos mártires cristianos, en los primeros dos milenios, habían sido unos 70 millones, de los cuales, 45 millones perdieron la vida en el siglo XX. Las discusiones que surgieron en estos diez años, tras la publicación del libro, han servido para confirmar el carácter riguroso del estudio. Desde entonces, Barrett y Johnson actualizaron todos los años sus cálculos, sin modificar los criterios ni la definición. En la primera década del siglo XXI, el número de los mártires cristianos fue creciendo hasta alcanzar a mediados de siglo la alarmante cifra de 160 mil nuevos mártires al año.

En 2010, como explicaron en el artículo Cristianismo 2011: mártires y resurgimiento de la religión, publicado, en enero de 2011, en la revista International Bulletin of Missionary Research, el número de mártires disminuyó respecto a la mitad del decenio precedente, en particular porque «la persecución de los cristianos en el Sur de Sudán se mitigó tras los acuerdos de paz de 2005». Sin embargo, permanecían o se hicieron más agudos otros focos de martirio, en particular en la República Democrática del Congo y en Corea del Norte. A causa de estos factores, Barrett y Johnson calcularon que, en el año 2011, morirían unos 100 mil mártires.

El representante de la OSCE ha comparado estos estudios con los resultados del libro The Price of Freedom Denied, de los sociólogos estadounidenses Brian J. Grim y Roger Finke, quienes aplican la teoría sociológica de la economía religiosa a las persecuciones religiosas y sus consecuencias sociales. Según Grim y Finke, el número de los mártires cristianos podría ser superior, entre 130 y 170 mil al año.

Esconder los números para esconder la matanza
Massimo Introvigne, en el estudio que citó en la Conferencia de Budapest, ofreció las cifras más prudentes de Barret y Johnson, unos 105 mil mártires en 2011, número muy inferior al propuesto por Grim y Finke. Esto significa que, al día, mueren por su fe entre 287 y 288 cristianos, doce por hora, es decir, uno cada cinco minutos. El representante de la OSCE aclara: «Si no se gritan al mundo estas cifras de las persecuciones de los cristianos, si no se detiene la matanza, si no se reconoce que la persecución de los cristianos es la primera emergencia mundial en materia de violencia y discriminación religiosa, el diálogo entre las religiones y las culturas sólo producirá hermosos congresos, sin resultados. Quien esconde los números quizá, simplemente, busca no hacer nada para detener la matanza».


Fuente: http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=20499

lunes, 6 de febrero de 2012

Ir al corazon


Pocas veces voy a mi corazón
porque siempre ahí te encuentro
a veces me alegro y rio
a veces no y lloro.

Pocas veces voy a mi corazón
porque me encuentro con Dios
a veces me alegro y rio 
a veces no y lloro.

Pocas veces voy a mi corazón
porque siempre hay algo nuevo
y me da miedo
a veces me alegro y rio
a veces no y lloro.

En conclusión,
quien me puso este corazón
está más loco que yo.

Denis Stella Baquero Millán
(28 de noviembre de 2002)

viernes, 3 de febrero de 2012

Orar es Para Hombres


Habrán visto la película “August Rush” donde encontramos a un niño, Evan, que sigue la música. No sabe tocar, no hay quién le enseñe; la música la lleva dentro, le atraen los sonidos, les encuentra un sentido, aún a los más caóticos. La música corre por sus venas. Su historia es una sinfonía. Para Evan, la música, más que una técnica o un arte que aprendió a base de mucha práctica, es un instinto, un reclamo interior, algo que supera lo racional, una vocación. Tocar o escuchar música no es una actividad para él, la música es su vida, su lenguaje.
caverna

Los instintos

Durante estos días de misiones me han regalado tres gallinas, un gallo y un guajolote. Observando su comportamiento quedo sorprendido del instinto animal. El primer día lo usan las gallinas para ubicarse en su nuevo hogar y para conocerse entre sí. Al día siguiente, sin necesidad de ningún control ni de jaulas especiales, salieron juntas a buscar alimento sin sobrepasar los límites de la propiedad. Al final de la tarde, ellas solas, sin esperar ninguna señal se recogieron en el tendedero de ropa, en el mismo lugar donde las pusieron para pasar su primera noche. Me dijeron que era necesario colocar un palo para que durmieran. Apenas oscurece, la comunidad se sube al palo.
¿Por qué andan siempre juntas? ¿Por qué no se salen de la propiedad siendo que no hay barda por ningún lado? ¿Por qué al atardecer vuelven solas a su jaula? ¿Por qué se suben a un palo para dormir? Nadie les ha enseñado a hacer nada de esto. Es algo instintivo en ellas, como para los salmones es instintivo viajar hasta dos mil millas hasta el lugar donde nacieron para allí desovar y morir. Un instinto es un impulso de la naturaleza. Son formas de comportamiento que nacen de su misma naturaleza.

Como pez en el agua

Cuando los discípulos de Emaús caminaron junto a Jesús vivieron una experiencia muy especial, se sintieron profunda y radicalmente felices. Por eso dijeron: “¿No ardía nuestro corazón mientras nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?” (Lc 24, 32) Vivieron la experiencia de la armonía y de la belleza. 
Buscar a Dios y disfrutar de su presencia es algo connatural al ser humano. Para eso fuimos hechos y nos sentimos realizados cuando las cosas son conforme a nuestra identidad y naturaleza, de acuerdo con nuestras convicciones y aspiraciones más profundas. Orar es para hombres.

Como una brújula

brujula
Por naturaleza buscamos la felicidad, buscamos la paz, buscamos a Dios. Allá en lo más profundo de nuestro ser llevamos una aguja que apunta siempre hacia el Norte, como la brújula. Fuimos hechos para Dios, estamos llenos de Dios. Dios es la Vida y es el Creador de la vida, su vida corre por nuestras venas, estamos como impregnados de Él. Al margen de Él la vida es muerte. Por eso Jesucristo insistió: “Permaneced en mi amor”. Diez veces repitió en la última cena el mensaje de permanecer en Él. (Cf. de modo particular Jn 15, 1-19. Si lo desean, pueden leer todas las palabras de despedida de Jesús durante la última cena en el evangelio de Juan, capítulos 13 al 17.)  Aquel día, la noche anterior a su Pasión, Jesús de una y otra manera quiso darnos a entender esto: Lo único que puede salvarte es que tengas una  íntima unión conmigo, que haya entre tú y yo una amistad muy cercana, que vivas de mí. Yo soy la vid de Dios, tú tienes que ser las ramas unidas a mí. Si no, morirás.

Como la vid y los sarmientos

Y mientras nos pedía permanecer a su lado, dio un toque de intimidad a sus palabras, como diciendo que quien permaneciera unido a Él crecería en intimidad con Él y así alcanzaría la felicidad profunda. En ese pasaje, encontramos más de veinte expresiones de esta intimidad. El texto recuerda al Cantar de los cantares. Jesús invita al amado a vivir en la casa en su amor. Permaneced… a mi lado….
vid_y_sarmientos
9 Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros
11 Os he dicho esto, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea colmado.
13 Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos.
14 Vosotros sois mis amigos… todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer.
19 Yo os he elegido…

La oración como condición existencial

En mi vida personal y en mi trabajo sacerdotal he advertido que una de las deficiencias más frecuentes en la vida de oración es considerar la relación con Dios como una actividad y no como una condición existencial. Creo que es más propio hablar del hombre interior, del hombre de oración, de la vida de oración, y no de "hacer oración". 
La mentalidad racionalista y pragmática occidental nos lleva a querer resolverlo todo con buenos métodos, con mejores técnicas, con más conocimientos y con la formación en habilidades especiales. Y por eso muchos se hacen ilusiones de encontrar un maestro que les enseñe a orar por medio de un curso. Se centra la atención en la actividad y se buscan técnicas eficaces, cuando lo más importante es buscar la realización profunda de la propia identidad como hombre, como hijo de Dios y como cristiano.

Clase de oración de Don Pablo

Tuve una conversación de lo más sabrosa con un pobre pastor que se llama Pablo. Me compartió más o menos estas ideas: “Desde joven busqué la tranquilidad, mi corazón así me lo pedía; disfrutaba la soledad. He sido pastor toda mi vida, soy pobre, pero me encuentro bien, siento que Dios está siempre a mi lado y me gusta estar con Él. Ahora que soy viejo estoy en paz. Las praderas, las montañas y las cascadas son bonitas, pero lo que más disfruto es lo que llevo dentro. Allá en el fondo soy muy feliz. Pida a Dios que tenga misericordia de este pobre pecador, que se apiade de mí y que me permita alcanzar el cielo.” 
Don Pablo es feliz aún cuando carece de muchas cosas materiales indispensables, pasa frío y seguramente tendrá problemas personales y familiares como toda persona normal y que a algunos los llevan a la desesperación e incluso al suicidio. ¿A qué se debe? El no ha buscado la felicidad en las cosas exteriores, sino en la vida interior, y la vida interior la ha buscado en la intimidad, en el silencio y la soledad. La vida de oración es algo mucho más profundo que toca nuestra identidad y nuestra existencia. Don Pablo nos enseña que la felicidad y la oración no hay que buscarla fuera de nosotros. La oración no está en buenos libros, no está en las ideas, no está en buenos métodos. Está en lo más profundo de nuestro corazón. En la médula de nuestra existencia y en nuestra misma condición de bautizados.
En virtud de la gracia bautismal que corre por sus venas, Don Pablo presintió desde niño que no estaba solo, que Alguien que le supera y que es su principio vital le llama continuamente y le acompaña siempre desde dentro. Escuchó esa voz interior y la siguió, como Evan seguía la música. Don Pablo experimentó y experimenta una honda nostalgia de eternidad; esto es algo propio del ser humano, y Don Pablo se ha comportado como un verdadero hombre. No se lo enseñó nadie, siguió la voz de su conciencia, el reclamo de un corazón profundo.
don_pablo
De los dos señores con sombrero, el más bajito que está a mi lado, es Don Pablo. Les celebré la misa y en las ofrendas mandó a su nieto a traer el gallo que está cargando para presentarlo al Señor.

Seguir la música que llevamos dentro

Hay que tomar conciencia de esta energía vital que llevamos dentro: allí está la fuente de la oración. Los animales no tienen conciencia de sus instintos. Los hombres podemos hacerlo y para realizarnos como hombres de verdad hay que seguir las inclinaciones del hombre interior y entrar en el ritmo de esa música que permanece siempre viva, como un eco, desde el día de nuestro bautismo.
“La oración procede de un instinto que se da en nosotros; no se trata de fabricarlo, se trata de seguirlo. Es preciso aprender a dejar hablar en uno mismo la vida trinitaria, como un niño aprende a llamar papá al que le ha dado la vida.” (Jean Lafrance)
No puede venir nadie desde fuera a instruirte, a formarte en la vida de oración. Es más una semilla que debe crecer, una voz que hay que seguir, la del Espíritu. No es difícil seguirla, como no es difícil caminar, porque fuimos hechos para ello. Pero por más natural que sea hay que ponerse de pié y caminar, hay que querer orar.
______
Este artículo se puede reproducir sin fines comerciales y citando siempre la fuente www.la-oracion.com y el nombre del autor, procurando mantener las ligas internas al artículo.

jueves, 2 de febrero de 2012

Presiento



Presiento un latido,
presiento una estrella,
presiento la lágrima
del que sueña y anhela.

Presiento el silencio,
presiento la carrera,
presiento el comienzo
de la calmada tormenta.

Presiento el camino,
presiento la distancia,
presiento la duda
del que a amar se niega.

Presiento el camino,
presiento la llovizna,
presiento la letra
del que quiso ser poeta.

Denis Stella Baquero Millán
(29 de septiembre de 2009)

miércoles, 1 de febrero de 2012

OBSERVACIONES

"Si deseas recibir las actualizaciones por favor seleccionar: ENTRADAS (Atom)" *** Si quieres ver otras entradas (post) por favor ve a: ENTRADAS ANTIGUAS. O bien navegar por las diferentes opciones en: ETIQUETAS. *** [Cualquier sugerencia realizada en buenos términos será bien recibida] ¡GRACIAS!