Ir al contenido principal

8 de diciembre recordaciones y esperanzas



Esa foto es la de la casa donde transcurrió mi niñez hasta los diez años, es la casa más bonita del mundo, los 7 de diciembre en una zona alta preparábamos una montaña de una planta llamada helecho para prenderle fuego al atardecer a las 6 de la tarde, el orgullo mío era ver que esa fogata era inmensa y que les llamas como que querían llegar hasta el cielo, yo no recuerdo como mis padres me explicaban esa costumbre.  Yo lo que recuerdo es que yo sentía en mi corazón orgullo porque veía que esa llama era la mas grande de las veredas que se veían, tal vez solo imaginación mía pero para mí era la llama más grande y yo sabía que la Virgen pasaba a las 6 de la tarde por mi casa, siempre el 7 de diciembre y con inocencia y fe así lo creía.

Ya en Bogotá en casa se prenden una velitas de colores y se colocan en el bordecito de una ventana, nadie ve esas luces ya no son las más grandes luces de la ciudad porque si salgo a la calle el foco que la ilumina es más grande que las luces de las velitas, pero sé que María sigue pasando, cada 7 de diciembre por mi casa.

El año pasado estuve en otro sitio, con otras personas, en otras circunstancias y salimos a la calle, la gente aglomerada en un lugar común, el ruido de un espectáculo público ofrecido por la alcaldía y familias prendiendo velitas en las calles, pero no fue igual, un sinsabor que aún conservo ha quedado en mi corazón, ¿No pasó la Virgen, no lo sé, me atrevería a decir que no?

Este año si Dios lo permite, estaré con mi núcleo familiar más cercano y se prenderán las velitas y se le explicará a los chicos que se está haciendo y se elevará una oración al cielo, para que la Virgen pase, pase por mi Corazón, por mi familia, por Colombia, por los amigos, por Latinoamérica, por el mundo, que Ella allane y prepare en nosotros el nacimiento de Cristo, porque necesitamos en la vida muchos nacimientos de Cristo en nosotros, porque la Sabiduría de la Iglesia que marca el tiempo Litúrgico conoce el corazón humano.

Oh, María has sido llena de Gracia y Bienaventurada, las generaciones te recordarán, yo necesito aprender de ti, el mundo necesita aprender de ti, te ignoro y te ignoramos, concédenos  Madre Santa y Pura,  que por intercesión tuya nuestro corazón se prepare y acepte al Hijo de Dios, Camino, Verdad y Vida, Luz de las Naciones.  Amén.
(02 de diciembre de 2009, miércoles)

Populars

El America de Cali y yo de niña

Vi este dibujo (afiche, no sé como se llame) y he recordado un anécdota de niña. No tenía acceso a televisor para ver los partidos, los escuchaba en la radio. 


Un buen día la curiosidad me pudo:


Abrí un radio de madera de color como morado, donde yo escuchaba los partidos para ver a los jugadores del América, pensaba que estaban ahí adentro, pero me encontré con un nido de cucarachas, las saqué y volví a dejar el radio igual, para que no me regañaran en la casa.


Las cosas que hacemos los niños...!



Como Rezar el Rosario

Sobre las Reliquias e Incorruptos de Santos

A continuación una breve e ilustrativa conversación entre Jessica y Camilo acerca de este tema.

Jessica: Camilo, al ver un video de cuerpos incorruptos de Santos  me producía impresión, porque era un cuerpo muerto y porque pienso que eso alimenta la morbosidad y la curiosidad de la gente.

Camilo: Yo sé por qué piensas así; ‘porque no has conocido a alguien que te llene de infinita admiración’, de esas que le hace a uno exclamar: algo celestial, algo inmenso y santo está aconteciendo ante mis ojos”. 

Jessica:  Pues yo creo que a Dios y  lo admiro infinitamente… 

Camilo:  “No”
 “Mira que ahora que murió M. Jackson, las cosas que tuvieron que ver con él cobran un sentido inmenso para la gente que lo amó, multiplica eso por mil millones, imagina que llegas a creer que Dios realmente usó a alguien de un modo único, sorprendente, inexplicable”

Jessica:  Si, pero y eso que tiene que ver con un cuerpo?

Camilo:  Silencio

Jessica:   “Ya, como lo que pasó con el cuerpo de Camilo Torres, lo de…

Rey de reyes - Letra

Jesús tu eres, la persona
más importante en este lugar. (Bis)

Rey de Reyes,
Señor de señores,
Aquel, que mi vida cambió. (Bis)  [Tres veces]

Rey de Reyes,
Señor de señores,
Aquel, que mi vida cambió. (Bis)