Ir al contenido principal

Con dos…

Con dos…: "

FUENTE: http://berbellin.spaces.live.com/Blog/cns!F21C378058A775E0!14141.entry
               

Me contaban hace días que en una parroquia, un cura o dos han decidido por el artículo 47, que suele corresponder al de sus atributos varoniles, despojar a Dios Nuestro Señor del atributo de “todopoderoso”. El razonamiento es tan simple que a un crío de confirmación le daría vergüenza utilizarlo. Dicen que si Dios es todopoderoso cómo es posible que exista el hambre en el mundo y que haya terremotos.
Como ven profundísima reflexión en la que nadie en la iglesia universal, y a lo largo de veinte siglos había caído. Por tanto, y por razones puramente hormonales, unilateralmente, sin contar con nadie, en el más puro ejercicio del respeto y la democracia, en sus misas y celebraciones, Dios ha dejado de ser el todopoderoso. Con dos narices.
Allá cada cual con lo que decida y responsable se haga de sus propios ridículos. Un servidor tan sólo se atrevió a indicar algo, y es que eso de “Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra” es del credo, y que se me hace fuerte modificarlo así a capricho. Respuesta: pues yo lo modifico porque sí. El argumento es contundente. La testosterona no sabe de dialéctica. ¿Y la bendición final de la misa, esa que dice: “la bendición de Dios todopoderoso…”? Pues sin todopoderoso.
Curioso. Veinte siglos de iglesia, dos credos, la liturgia, llamando a Dios todopoderoso y todos equivocados. Digo yo que si a este cura no se le habrá ocurrido pensar que a lo mejor quien anda patinando es él. Que si no habrá considerado que sus feligreses tienen derecho al credo de la Iglesia, el de siempre, y no al suyo. No falla, cuanta más democracia se pide, cuanto más se queja uno de imposiciones, más dictador en la práctica. Cuanto más se reivindica la libertad de expresión, menos se deja opinar a los contrarios. Es claro: pido democracia en la iglesia y libertad de expresión, y yo modifico el credo porque me sale de las narices.
Hablando con alguien, yo decía que necesitamos unos mínimos para entendernos. Y que el mínimo mínimo es el credo. Y que si no lo comprendemos, se explica, pero lo que no vale es quitar palabras o ponerlas en función del capricho del señor cura o del primer iluminado que aparezca.
Amos, digo yo.
"

Populars

El America de Cali y yo de niña

Vi este dibujo (afiche, no sé como se llame) y he recordado un anécdota de niña. No tenía acceso a televisor para ver los partidos, los escuchaba en la radio. 


Un buen día la curiosidad me pudo:


Abrí un radio de madera de color como morado, donde yo escuchaba los partidos para ver a los jugadores del América, pensaba que estaban ahí adentro, pero me encontré con un nido de cucarachas, las saqué y volví a dejar el radio igual, para que no me regañaran en la casa.


Las cosas que hacemos los niños...!



Como Rezar el Rosario

Sobre las Reliquias e Incorruptos de Santos

A continuación una breve e ilustrativa conversación entre Jessica y Camilo acerca de este tema.

Jessica: Camilo, al ver un video de cuerpos incorruptos de Santos  me producía impresión, porque era un cuerpo muerto y porque pienso que eso alimenta la morbosidad y la curiosidad de la gente.

Camilo: Yo sé por qué piensas así; ‘porque no has conocido a alguien que te llene de infinita admiración’, de esas que le hace a uno exclamar: algo celestial, algo inmenso y santo está aconteciendo ante mis ojos”. 

Jessica:  Pues yo creo que a Dios y  lo admiro infinitamente… 

Camilo:  “No”
 “Mira que ahora que murió M. Jackson, las cosas que tuvieron que ver con él cobran un sentido inmenso para la gente que lo amó, multiplica eso por mil millones, imagina que llegas a creer que Dios realmente usó a alguien de un modo único, sorprendente, inexplicable”

Jessica:  Si, pero y eso que tiene que ver con un cuerpo?

Camilo:  Silencio

Jessica:   “Ya, como lo que pasó con el cuerpo de Camilo Torres, lo de…

Rey de reyes - Letra

Jesús tu eres, la persona
más importante en este lugar. (Bis)

Rey de Reyes,
Señor de señores,
Aquel, que mi vida cambió. (Bis)  [Tres veces]

Rey de Reyes,
Señor de señores,
Aquel, que mi vida cambió. (Bis)