Ir al contenido principal

Con dos…

Con dos…: "

FUENTE: http://berbellin.spaces.live.com/Blog/cns!F21C378058A775E0!14141.entry
               

Me contaban hace días que en una parroquia, un cura o dos han decidido por el artículo 47, que suele corresponder al de sus atributos varoniles, despojar a Dios Nuestro Señor del atributo de “todopoderoso”. El razonamiento es tan simple que a un crío de confirmación le daría vergüenza utilizarlo. Dicen que si Dios es todopoderoso cómo es posible que exista el hambre en el mundo y que haya terremotos.
Como ven profundísima reflexión en la que nadie en la iglesia universal, y a lo largo de veinte siglos había caído. Por tanto, y por razones puramente hormonales, unilateralmente, sin contar con nadie, en el más puro ejercicio del respeto y la democracia, en sus misas y celebraciones, Dios ha dejado de ser el todopoderoso. Con dos narices.
Allá cada cual con lo que decida y responsable se haga de sus propios ridículos. Un servidor tan sólo se atrevió a indicar algo, y es que eso de “Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra” es del credo, y que se me hace fuerte modificarlo así a capricho. Respuesta: pues yo lo modifico porque sí. El argumento es contundente. La testosterona no sabe de dialéctica. ¿Y la bendición final de la misa, esa que dice: “la bendición de Dios todopoderoso…”? Pues sin todopoderoso.
Curioso. Veinte siglos de iglesia, dos credos, la liturgia, llamando a Dios todopoderoso y todos equivocados. Digo yo que si a este cura no se le habrá ocurrido pensar que a lo mejor quien anda patinando es él. Que si no habrá considerado que sus feligreses tienen derecho al credo de la Iglesia, el de siempre, y no al suyo. No falla, cuanta más democracia se pide, cuanto más se queja uno de imposiciones, más dictador en la práctica. Cuanto más se reivindica la libertad de expresión, menos se deja opinar a los contrarios. Es claro: pido democracia en la iglesia y libertad de expresión, y yo modifico el credo porque me sale de las narices.
Hablando con alguien, yo decía que necesitamos unos mínimos para entendernos. Y que el mínimo mínimo es el credo. Y que si no lo comprendemos, se explica, pero lo que no vale es quitar palabras o ponerlas en función del capricho del señor cura o del primer iluminado que aparezca.
Amos, digo yo.
"

Entradas populares de este blog

Rey de reyes - Letra

Jesús tu eres, la persona
más importante en este lugar. (Bis)

Rey de Reyes,
Señor de señores,
Aquel, que mi vida cambió. (Bis)  [Tres veces]

Rey de Reyes,
Señor de señores,
Aquel, que mi vida cambió. (Bis)

No Podras Olvidarme - Los Pechichones - Letra

Compositor: Jose Alfonso "Chiche" Maestre.
Album: No podras olvidarme.
Año: 1990.

(Marcos Díaz - Chiche Maestre 1990)

Hoy tuve miedo en decirte
que no he podido arrancarte de mi.
Que yo he seguido esperando
que tu ilumines mi pecho otra vez. (Bis)

Y contarte que una lluvia de miel esta en tu corazón
que jamás conseguiré ser feliz como siempre fui yo,
pero como iba a ser ya es muy difícil  ya ni me miras.
Tu pretendiente fiel seguramente descubriría.  (Bis)

Que guardas secretos escondido de viejos amores
que cuentas tantas primaveras pensando en mi vida,
que sigues librando batalla y que siempre has perdido,
la guerra de los sentimientos y el amor de un hombre.

Y nunca podrás olvidarme por mas que lo digas,
aunque trates de impresionarme
piensas en mi nombre. (Bis)

CORO
Oye caramba
no quiero verte con el,
me da tristeza y guayabito también.

Homb´e caramba
no quiero verte con el,
me da tristeza y guayabito también.


Hoy no quisiste decirme
que cenicienta te querían volver.
que…

Las Bienaventuranzas... (Proyecto de Vida)

Las Bienaventuranzas (Mateo 5, 1-12) 5 1 Al ver a la multitud, Jesús subió a la montaña, se sentó, y sus discípulos se acercaron a él.

2 Entonces tomó la palabra y comenzó a enseñarles, diciendo:
3 "Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.

4 Felices los afligidos, porque serán consolados.

5 Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia.

6 Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.

7 Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia.

8 Felices los que tienen el corazón puro, porque verán a Dios.

9 Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios.

10 Felices los que son perseguidos por practicar la justicia, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.

11 Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, y cuando se los calumnie en toda forma a causa de mí.

12 Alégrense y regocíjense entonces, porque ustedes tendrán una gran recompensa en el cielo; de la …