Es la hora del corazón

Tu inteligencia está torpe, inactiva:
 haces esfuerzos inútiles para coordinar las ideas en la presencia del Señor: 
¡un verdadero atontamiento! 
No te esfuerces,
 ni te preocupes. 
-Oyeme bien: es la hora del corazón. 
(San Josemaría Escrivá) 


Entradas populares de este blog

Ella - Padre Jony - Letra

Rey de reyes - Letra

No Podras Olvidarme - Los Pechichones - Letra